DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

Nacido en 1908 hijo de Juan y de Dolores. Se formó en el Seminario Conciliar de Madrid. Enviado a estudiar por su obispo a la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, obtuvo el grado de Doctor en Sagrada Teología, en 1934, con una tesis que llevaba por título "La Cristología en los Concilios Toledanos". Fue ordenado subdiácono, el 16 de noviembre de 1934, por el Obispo de Santander con las legítimas letras dimisorias del Obispo de Madrid.
El 22 de diciembre de 1934 fue ordenado Diácono en el Palacio Episcopal de Madrid. El 6 de abril de 1935 recibió el presbiterado en la Capilla del Seminario de Madrid.

Fue cura ecónomo desde el 1 de junio de 1935 en Sevilla la Nueva (Madrid) donde se le recuerda especialmente por no querer abandonar el pueblo en los momentos de la persecución religiosa siendo asistido por los pastores de la localidad durante su refugio en el campo.

Fue detenido en Sevilla la Nueva el 28 de octubre de 1936. El 12 de noviembre de 1936 ingresa en la Prisión Provincial de Ventas (Madrid) por orden de la Dirección General de Seguridad. El 2 de diciembre de 1936 fue puesto en libertad en la cárcel donde estuvo retenido y conducido a Paracuellos del Jarama donde fue asesinado. Sus restos descansan hoy en ese lugar.

martes, 16 de septiembre de 2014

SAN FRONTONIO y SAN PEDRO ARBUÉS

SAN FRONTONIO


San Frontonio es uno de los patronos de la localidad de Épila, en el término municipal de Zaragoza. 


 
La verdadera fecha de celebración de San Frontonio es el 16 de Abril, pero es Monsé Miguel quién unifica la festividad de los dos patronos en la fecha de San Pedro Arbués al considerarlo más relevante y mejores fechas a su entender.




En la Iglesia de Santa María la Mayor en Épila, se venera la célebre reliquia de la cabeza de San Frontonio, uno de los compañeros mártires de Santa Engracia.
San Frontonio fue decapitado en Zaragoza, y su milagro se atribuye a que su cabeza remontó los ríos Ebro y Jalón, hasta llegar a Épila.


Cuenta la leyenda que lo decapitaron como castigo a su fe cristiana, tirando su cabeza al río Ebro en Zaragoza y el cuerpo en el cementerio, como era costumbre en aquella época, a los ajusticiados. De modo que el milagro se efectuó cuando la cabeza, remontando el río Ebro, apareció en las orillas del río Jalón a la altura de Épila. Ante el milagro Épila, lo acogió como patrono, pues San Frontonio eligió esta villa para descansar en paz. 

Su fiesta se celebra junto con la fiesta de San Pedro Arbués el 17 de Septiembre de cad año.




SAN PEDRO ARBUÉS

San Pedro Arbués fue un eclesiástico español, que nació en 1441 en Épila (Zaragoza) y fue uno de los primeros agentes de la Inquisición española en el Reino de Aragón. Fue asesinado por un grupo de judeoconversos en la Seo de Zaragoza el 17 de Septiembre de 1485.

Nació en Épila. En 1469 ingresó en el Colegio Mayor de San Clemente de Bolonia. En la Universidad de Bolonia fue catedrático de filosofía moral. En 1474 fue nombrado canónigo de la Seo de Zaragoza.


El 4 de mayo de 1484, el inquisidor general Tomás de Torquemada nombró a Pedro Arbués, junto con Gaspar Juglar, inquisidor de Aragón. Fue el primer inquisidor de la Corona de Aragón. Los nuevos inquisidores comenzaron de inmediato su labor, realizándose poco después varios autos de fe que consiguieron mediante torturas. Según informa el cronista de Aragón, Jerónimo de Zurita, la actividad de la Inquisición en Aragón soliviantó los ánimos de los conversos, que solicitaron en varias ocasiones el fin de las condenas a muerte así como los de la nobleza del reino de Aragón, que veía en la Inquisición una amenaza para el mantenimiento de los fueros del reino.


 
Como consecuencia, se tramó una conspiración para acabar con su vida. El 14 de septiembre de 1485, mientras rezaba arrodillado ante el altar mayor de la Seo de Zaragoza, fue acuchillado por ocho asesinos, que lograron escapar. Falleció poco después, el 17 de septiembre, como consecuencia de las heridas infligidas. 




Acusaron de su asesinato a conversos, entre ellos a Jaime de Montesa, que fue decapitado por motivos ajenos del asesinato, y a Vidal Durango, y se desató una feroz e inmisericorde represión. Los supuestos asesinos fueron detenidos y ejecutados en varios autos de fe, que tuvieron lugar entre el 30 de junio y el 15 de diciembre de 1486. Cuenta Jerónimo de Zurita, que hubo nueve ejecutados en persona, aparte de dos suicidios, trece quemados en estatua y cuatro castigados por complicidad. Luego, la Inquisición persiguió a las principales familias conversas de la ciudad (Santángel, Caballería, Santa Fe, Sánchez,etc. ), acabando con su influencia en la política en el Reino de Aragón. Una importante fuente del proceso a los acusados es el Libro Verde de Aragón donde se nombran los inquiridos y su destino. 


San Pedro Arbués es mártir y santo. Fue beatificado por el Papa Alejandro VII el 17 de abril de 1662, y canonizado por Pío IX el 29 de junio de 1867. Su sepulcro, realizado por Gil Morlanes, se enccuentra en la capilla de San Pedro Arbués en la Seo de Zaragoza.


San Pedro Arbués es también patrón de Épila (Zaragoza) y su fiesta mayor se celebra el 17 de Septiembre de cada año en memoria del día de su fallecimiento.

"ORA Y ESPERA,
NO TE INQUIETES.
¡VALOR, Y SIMPRE ADELANTE!
QUE JESÚS SEA PARA TI,
SIEMPRE Y EN TODO:
ESCOLTA, APOYO Y VIDA.
REZA, TEN FE Y 
NO TE PREOCUPES"
 

lunes, 8 de septiembre de 2014

CARDENAL ESTEPA. "PRO ECCLESIA ET PONTIFICE", y D. ÁNGEL MARTÍN MORENO





BIOGRAFIA DEL CARDENAL ESTEPA
José Manuel Estepa Llourens, Cardenal Estepa, nació el 1 de enero de 1926 en Andújar (Jaén). Cursó estudios de Filosofía en la Universidad Pontificia de Salamanca y en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.



SACERDOTE
Fue ordenado sacerdote el 27 de junio de 1954. Es diplomado en Pastoral Catequética por el Instituto Católico de París (1956). Fue elegido en 1971 consultor de la Congregación para el Clero.



OBISPO Y ARZOBISPO
Fue ordenado obispo el 15 de octubre de 1972 como obispo titular de Tisili y auxiliar de Madrid por el Cardenal Tarancón. Ejercitó durante once años como rector del Seminario, encargado de la pastoral universitaria, vicaria general para el Sur (actual diócesis de Getafe) y del corredor de Guadalajara (actual diócesis de Alcalá de Henares). Fue secretario del IV Sínodo de los Obispos (Roma 1977). Elegido miembro de la Congregación para el Clero en 1978. Ha estado vinculado especialmente al tema de la enseñanza y la catequesis.


Desde la Conferencia Episcopal Española, fue presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis desde 1981 hasta 1998. El 30 de julio de 1983 fue nombrado Vicario General Castrense y Arzobispo titular de Velebusdo. 

Miembro del Consejo de Obispos Castrenses, organismo de la Congregación para los Obispos, desde 1984 hasta 1997. Más tarde fue trasladado a la sede titular de Itálica. Desde 1986, al cambiar el régimen jurídico de los vicariatos castrenses, es el arzobispo castrense de España. Fue miembro de la comisión de seis obispos que redactó el catecismo de la Iglesia católica siendo el responsable de la versión y de la edición de este catecismo en lengua española. 

 
Es redactor principal del directorio general de la Santa Sede para la catequesis y encargado por la misma de la versión y edición española del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica. 




Nombrado padre sinodal por designación directa del Papa en el Sínodo de Obispos para Europa (1991). Elegido miembro, por segunda vez, del Consejo de Obispos Castrenses en 2003 para un quinquenio. Es aceptada su renuncia por motivos de edad el 30 de octubre de 2003, y pasó a asistir religiosamente a los militares veteranos como consiliario de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil. Asimismo, fue hasta el año 2013, Gran Prior de la Lugartenencia de Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén para España Occidental.



CARDENAL
El Papa Benedicto XVI lo elevó a la dignidad cardenalicia durante el consistorio del 20 de noviembre de 2010, asignándole el título presbiterial de San Gabriel Arcángel en Acqua Traversa. 



"PRO ECCLESIA ET PONTIFICE"

La condecoración "Pro Ecclesia et Pontifice" es concedida por el Santo Padre a petición del obispo diocesano.

 
Este año el Papa Francisco tuvo a bien la concesión de dicho reconocimiento a D. Ángel Martín Moreno, por su entrega en favor de la Iglesia que se materializa, entre otras cosas, por su dedicación durante más de cuarenta años a la parroquia Santiago Apóstol de Sevilla la Nueva.




Para otorgar dicha dignidad el día de nuestro patrón, 14 de septiembre,  la eucaristía será presidida por S. E. R. José Manuel Card. Estepa Llaurens, arzobispo castrense emérito.



DON ÁNGEL MARTÍN MORENO
El Excmo. Sr. Don Ángel Martín Moreno nació el 1 de Marzo de 1931. Contrajo matrimonio con Dña. Mª Josefa Martín Pérez de cuyo enlace nacieron cinco vástagos. De probada vida de piedad se ha distinguido por la propagación de la devoción mariana mediante el rezo del santo rosario y el cuidado de la vida litúrgica parroquial, así como el asesoramiento en los más diversos temas parroquiales. Destaca también por el cuidado y promoción de la familia, que ejemplifica en su unión con su esposa, hijos y nietos, y por su caridad hacia el más desfavorecido. Actualmente está jubilado habiendo ejercido el servicio a nuestro país como funcionario militar en la carrera militar donde se retiró a la reserva como General de División.


Texto de la concesión de la medalla "Pro Ecclesia et Pontífice"

El Sumo Pontífice Francisco, siguiendo los ritos eclesiásticos, se ha dignado conceder:



La augusta Cruz 
y la insignia "Pro Ecclesia et Pontífice" a
D. Ángel Martín Moreno.
Concedida especialmente por su ilustre labor 
y por su dedicación notable
dándose la facultad de utilizar 
dicha condecoración.

Dado en el Vaticano, el 5 de Julio de 2014




jueves, 4 de septiembre de 2014

FIESTAS CRISTO DEL CONSUELO SEVILLA LA NUEVA





SALUDA DE NUESTRO PÁRROCO

Un año más nos vemos acogidos por el abrazo de nuestro patrón, el Santísimo Cristo del Consuelo, ante el cual ponemos el inicio de nuestra actividad tras el descanso veraniego. Este curso nuestra diócesis de Getafe nos invita a centrar nuestra mirada en la Caridad proveniente del costado abierto de Cristo. Como último año de preparación antes del gran jubileo que supone el XXV aniversario de la creación de nuestra diócesis por San Juan Pablo II, nuestro obispo nos invita a revisar en este curso que comienza la vivencia de nuestro amor hacia los demás.

Muchas son las iniciativas que se han puesto en marchca a lo largo de estos años tanto por la Iglesia Católica como por diverss instituciones públicas y privadas que intentan paliar los efectos de la situación económica adversa. Antes de conmemorar el referido acontecimiento, deberíamos preguntarnos estos días, que nos pondremos ante nuestro patrón, cuál es nuestra actitud ante nuestro patrón, cuál es nuestra actitud ante nuestro familiar, vecino o conocido que puede estar pasando cualquier momento de necesidad tanto material como espiritual. No nos olvidemos de nuestros enfermos o ancianos, que tan presentes están en la multitud de residencias de nuestro municipio, visitémoslos y acompañémoslos.

¡Qué la celebración de estas fiestas nos haga ser mucho más caritativos! ¡Buenas fiestas!


Jesús R. Folgado, párroco.







CRISTO DEL CONSUELO DE SEVILLA LA NUEVA




La devoción al Cristo del Consuelo está presente en nuestro pueblo desde tiempo inmemorial. Los cristianos que han vivido en Sevilla la Nueva, han querido reconocer el consuelo profundo que Dios otorga en los momentos de incertidumbre en la cruz del Señor. Esta es la razón, por la que el 14 de Septiembre, fiesta litúrgica de la Exaltación de la Santa Cruz, lo celebramos. 


De la imagen original, sólo poseemos la cabeza y la pierna de una pequeña talla en madera policromada. Son los restos que quedaron tras la profanación sufrida en los inicios de la gran persecución religiosa llevada a cabo durante la guerra civil española (1936-1939).


En ella, también asesinaron al párroco de Sevilla la Nueva, Don Liborio. Los restos del Cristo, se encuentran en un relicario confeccionado para su custodia, que fue sufragado por los feligreses de la parroquia en el año 2010.


La actual imagen fue regalada por la Asociación de la Marías de los Sagrarios de Madrid. Dicha asociación fue creada por San José María Rubio y se encarga colaborar con su  oración y entrega a los distintos sagrarios que le son encomendadas. Junto al Cristo, las Marías también donaron el sagrario y la custodia presentes en la parroquia, así como la talla de la Soledad y diversos ornamentos litúrgicos (casullas, corporales, purificadores...).


ORACION AL CRISTO DEL CONSUELO

Cristo del Consuelo
Dios compasivo y amante,
ante tus ojos divinos
vengo con mi fe anhelante.

Tu corazón está abierto
para mi culpa y mi pena.

Dame tu gracia serena y,
en este momento incierto
salud y esperanza fuerte
de serte fiel
hasta la muerte.

Santísimo Cristo del Consuelo
Ruega por nosotros que recurrimos a ti.




Los Horarios de las Misas de los días festivos, pueden consultarse en nuestro blog, en el apartado de Horarios y en los Comunicados de la parroquia.




"Es el Cristo del Consuelo
de esta Villa su patrón,
al que todo el pueblo adora
con una gran devoción"



domingo, 24 de agosto de 2014

SAN BARTOLOMÉ



San Bartolomé o Natanael fue uno de los 12 discípulos de Jesús quien lo acompañó por medio de Felipe cuando fue llamado cerca a Galilea.
Bartolomé es un sobrenombre o segundo nombre que le fue añadido a su antiguo nombre que era Natanael (que significa "regalo de Dios"). El personaje que el evangelista San Juan llama Natanael, es el mismo que otros evangelistas llaman Bartolomé. Porque San Mateo, San Lucas y San Marcos cuando nombran al apóstol Felipe, le colocan como compañero de Felipe a Natanael.


A este Santo (que fue uno de los doce apóstoles de Jesús), lo pintaban los antiguos con la piel en sus brazos como quien lleva un abrigo, porque la tradición cuenta que su martirio consistió en que le arrancaron la piel de su cuerpo, estando él aún vivo.


EL ENCUENTRO MÁS GRANDE DE SU VIDA

El día en que Natanael o Bartolomé se encontró por primera vez a Jesús fue para toda su vida, una fecha memorable, totalmente inolvidable. El evangelio de San Juan la narra de la siguiente manera:


"Jesús se encontró a Felipe y le dijo: "Sígueme". Felipe se encontró a Natanael y le dijo: "Hemos encontrado a aquél a quien anunciaron Moisés y los profetas. Es Jesús de Nazaret". Natanael le respondió: "¿Es que de Nazaret puede salir algo bueno?" Felipe le dijo: "Ven y verás". Vio Jesús que se acercaba Natanael y le dijo Él:  "Ahí tienen a un israelita de verdad, en quien no hay engaño" , Natanael le preguntó: "¿Desde cuando me conoces?" Le respondió Jesús: "antes de que Felipe te llamara, cuando tú estabas allá debajo del árbol, yo te vi". Le repondió Natanael: "Maestro, Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres el Rey de Israel". Jesús le contestó: "Por haber dicho que te vi debajo del árbol, ¿crees? Te aseguro que verás a los ángeles del cielo bajar y subir alrededor del Hijo del Hombre".
Felipe, lo primero que hizo al experimentar el enorme gozo de ser discípulo de Jesús fue ir a invitar a un gran amigo a que se hiciera también seguidor de tan excelente maestro. Era una antorcha que encendía a otra antorcha. Pero nuestro santo al oír que Jesús era de Nazaret (aunque no era de ese pueblo sino de Belén, pero la gente  creía que había nacido allí) se extrañó, porque aquél era uno de los más pequeños e ignorados pueblecitos del país, que ni siquiera aparecía en los mapas. Felipe no le discutió a su pregunta pesismista sino solamente le hizo una propuesta: "Ven y verás que gran profeta es!". Y así es como, Bartolome o Natanael , conoció a Jesús de Nazaret y se hizo discípulo suyo.



VIDA Y MARTIRIO DEL SANTO
Desde entonces nuestro Santo fue un discípulo incondicional de este enviado de Dios, Cristo Jesús que tenía poderes y sabiduría del todo sobrenaturales. Con los otros 11 apóstoles presenció los admirables milagros de Jesús, oyó sus sublimes enseñanzas y recibió el Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego.

El libro Martirologio Romano, que es un libro muy antiguo y muy venerado, resume así la vida posterior del Santo de hoy: "Bartolomé predicó el evangelio en la India, donde dejó una compia del Evangelio de San Mateo en arameo. Después pasó a Armenia, y allí convirtió a mucha gente".  

La tradición armenia, le atribuye también la predicación del cristianismo en el país caucásico, junto a San Judas Tadeo. Ambos son considerados santos patrones de la Iglesia Apostólica Armenia puesto que fueron los primeros en fundar el cristianismo en Armenia.


Los enemigos de nuestra religión, Astyages, rey de Armenia y hermano del rey Polimio que San Bartolome había convertido al cristianismo. 
Como los sacerdotes de los templos paganos, que se estaban quedando sin seguidores, protestaron ante Astiages de la labor evangelizadora de Bartolomé, Astiages mandó llamarlo y le ordenó que adorara a sus ídolos, tal como él había hecho con su hermano. 
Ante la negativa de Bartolomé, el rey ordenó que lo desollaran, quitándole la piel en su presencia hasta que renunciase a su Dios o mueriese, y después le cortaron la cabeza, y murió recibiendo la corona del martirio.

Este martirio ocurrió en Abanopolis, en la costa occidental del Mar Caspio, después de haber predicado también en Mesopotamia, Persia y Egipto.


En la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, la piel que se representa es un autorretrato del mismo autor, detalle que no se descubrió hasta bien entrado el siglo XIX.
Para San Bartolomé como para nosotros la santidad no se basa en hacer milagros, ni en deslumbrar a otros con hazañas extraordinarias sino en dedicar la vida a amar a Dios, a hacer conocer y amar mas a Jesucristo y a propagar su santa religión, y en tener una constante caridad con los demás y tratar de hacer a todos el mayor bien posible.



RELIQUIAS MORTALES

Las reliquias de San Bartolomé, según una tradición, fueron enterradas en la isla de Lipara y eventualmente fueron trasladadas a Benevento, Italia y después a Roma donde ahora están en la Iglesia de San Bartolomé, en la "Isla Tiberina" de la ciudad de Roma. Se dice que la Reina Emma, la esposa del Rey Canute entregó uno de sus brazos a Canterbury en el siglo XI.



ICONOGRAFÍA
La imagen de San Bartolomé se representa en el momento del martirio, siendo desollado, bien sobre un potro o atado a un árbol. También se le ha representado obrando milagros: resucitando a los hijos del rey Polimio y liberando a la hija de éste poseída por el demonio.
En el arte suele representársele con un gran cuchillo, o también mostrando su piel cogida en el brazo como si se tratara de una prenda de vestir, aludiendo a su martirio. Por todo esto, se le considera patrón de los curtidores, carniceros, agricultores, viñadores y otros. Se le invoca contra las enfermedades nerviosas en general.
En la iconografía se le representa con barba, un libro y un cuchillo  utilizado en su martirio.
Su fiesta se celebra el 24 de agosto, y es el patrón de multitud de pueblos y ciudades.



San Bartolomé, 
fiel amigo y seguidor de Maestro,
mártir de Jesucristo, 
trabajador infatigable del Evangelio,
acógenos bajo tu especial protección, 
enséñanos a ser buenos discípulos del Señor:
disponibles, fieles y coherentes.
Tú que vives ya para siempre en la casa del Padre,
vela e intercede por nosotros,
protégenos desde el cielo, protege nuestras familias,
 bendice nuestros negocios, campos y ganados, 
remedia nuestras necesidades;
favorécenos en toda adversidad,
 traénos los dones de Jesús y,
 ayúdanos a ser cada día mejores personas 
de tal manera que merezcamos también
 la gloria de la eternicad.
Por Jesucristo, nuestro Señor. 
Amén.


jueves, 14 de agosto de 2014

SAN ROQUE

SAN ROQUE DE MONTPELLIER



San Roque nació en Montpellier y fue un peregrino que se desplazó a Roma. Recorrió Italia y se dedicó toda su vida a curar a todos los infectados de la peste. Su fiesta se celebra el 16 de agosto.



HISTORIA DE SAN ROQUE
Roque era hijo de Juan y Libera, príncipes de Montpellier y descendientes de la Casa Real francesa, y ambos vasallos del rey Jaime II de Aragón. Sus padres no podían tener hijos y rogaron a la Virgen María que les concediera un hijo. Nacido este con un lunar, le llamaron Roque. A los siete años ya hacía todo tipo de obras piadosas y caritativas. 

Cuando tenía doce años, su padre cayó enfermo y le dijo: "Roque, me estoy muriendo. 

Como legado te dejo cuatro cosas; la primera, servir a nuestro Señor Jesús; la segunda, servir siempre a los pobres; la tercera, te nombro dueño de mi propiedad y bienes, que deberás emplear en beneficio de los pobres; la cuarta, que siempre haya en tus casas, espacio para pobres, enfermos y huérfanos".

Cuando Roque tenía 20 años, su madre murió y él se dedicó a visitar las casas de los pobres, a ayudar a enfermos y necesitados de palabra y obras. Todo lo que su padre le había dejado lo dio a los pobres siguiendo el consejo evangélico. Cuando consideró que había cumplido a su padre, decidió marchar en peregrinación a Roma. En Italia se estableció en Acquapendente, en la Toscana y allí se dedicó a cuidar de los enfermos de peste en el hospital, haciendo de médico, enfermero, herbolario y de sepulturero. En ese período, durante sus estancia en el hospital se cuentan numerosas curaciones milagrosas. 

Después de un largo viaje por varias regiones, llegó finalmente a Roma, que estaba llena de apestados. Obtuvo alojamiento en el palacio de un cardenal que, al poco tiempo, también cayó enfermo, pero Roque lo sanó haciéndole la señal de la cruz. 


Permaneció tres años con el cardenal, dedicado a los enfermos y los pobres, sin revelar su origen noble. Cuando el cardenal murió, se fue a Piacenza, pues había oído decir la peste hacía estragos allí. 

Se llegó al hospital donde pasó mucho tiempo acogiendo pobres, sanando a la gente y predicando el evangelio hasta que inevitamblemente, y como era previsible se contagió de peste. 

 
Ya víctima de la enfermedad, le salió una llaga purulenta por lo que fue tratado como un apestado más, despreciado e incluso expulsado del hospital. Entonces se refugió en una cueva a las afueras de Piacenza.




EL PERRO Y SAN ROQUE

 
Estando San Roque en la cueva, dando gracias a Dios por tener una terrible sed y no disponer de agua, milagrosamente, surgió una fuente de una roca, pudiendo apagar su sed.



Dios, en su infinita Misericordia, tenía otros planes para el bueno de Roque, y todos los días aparecía en la cueva un perro que le llevaba una rosquilla de pan además de lamerle las úlceras que la enfermedad había producido en su cuerpo.



Todos los días, el perro tomaba un panecillo de la mesa de su amo , un hombre bien acomodado llamado Gottardo Pallastrelli, el cual, después de ver la escena repetidamete, decidió un día seguir a su mascota. De esta forma, penetró en el bosque donde encontró al pobre Roque, moribundo. Ante la sorpresa, se lo llevó a su casa, lo alimentó y le hizo las curaciones oportunas. 




Gottardo, después de comprobar la sencillez de aquel hombre y de haber escuchado las palabras del evangelio que le enseñó, decidió peregrinar como él dedicándose a los pobres. Y ocurrió un milagro: los apestados de Piacenza sanaron. Entonces Roque rezó para que Dios le librase de su enfermedad, y así pasó.  La curación definitiva de Roque fue posible gracias a un ángel que se le apareció y lo sanó.


Una vez curado, Roque decidió volver definitivamente a Montpellier, su tierra natal,  pero debido al duro trabajo y a la enfermedad que había padecido quedó desfigurado; por lo que al llegar a Montpellier, nadie lo reconoció. 

Como Montpellier estaba en guerra, lo denunciaron como posible espía por lo que fue arrestado en Anguera, cerca del Lago Mayor en Italia.Fue interrogado por un juez, y no defendiéndose, fue encerrado durante 5 años en la cárcel hasta que murió de flaqueza 1376 y 1379. 

Cuando San Roque murió en la cárcel, su celda se iluminó de manera asombrosa y el cuerpo muerto aparecía como resplandeciente. 

 
Junto al cuerpo había una tablilla con una inscripción: "Quién le implore, se librará de la peste", por lo que rápidamente se corrió la voz de que en la cárcel había muerto un santo. 




El gobernador, que era su tío materno, fue a la cárcel y lo reconoció por lo que se le rindieron unas exequias realmente triunfales. Fue sepultado en una iglesia local, y posteriormente se construyó una iglesia en su honor.

El "Acta Brevoria", es el texto más fideligno de la vida de éste santo, redactada  en el Norte de Italia, de autor anónimo, pero de la que la mayoría de los historiadores creen que fue escrita por el propio Gottardo Pallastrelli.


CULTO Y DEVOCIÓN


En 1485 las reliquias fueron trasladados desde Montpellier a Venecia, hecho que desplegó su culto por toda Europa, sobre todo gracias a los franciscanos, que le hicieron terciario de su orden. 

Las primeras representaciones del santo están en Nuremberg y Bingen, asimismo los primeros traslados de otras reliquias fueron a Amberes. Así que fueron los Países Bajos los que fomentaron más su culto. 




En 1477, en ocasión de otra epidemia de peste, se fundó en Venecia una cofradía que bajo su honor se dedicó al hospedaje de enfermos de peste y que fue conocida como Confraternità o Scuole di San Rocco. 

Dicha agrupación fomentó la devoción al santo construyendo capillas y más centros de acogida por toda Italia. Una de las iglesias conocidas que le están dedicadas es en París, muy cerca del museo del Louvre, que hizo edificar Luis XIV en 1563. Desde entonces se convierte en uno de los santos más populares para pedir su intercesión ante Dios. Es el abogado por excelencia contra la peste y todo tipo de epidemias. El Papa Gregorio XIII lo declaró Santo en el siglo XVI y en muchos pueblos y ciudades lo veneran con gran devoción después de que él haya intercedido entre los habitantes.  Son muchas las iglesias parroquiales que tienen una imagen de San Roque en los altares. Los principales templos de todo el mundo dedicados a San Roque están en Montpellier, en Venecia y en París. También en muchas poblaciones hay pequeñitas hornacinas con la imagen del santo que en forma de capillitas están instaladas en las calles.


SAN ROQUE Y EL CAMINO DE SANTIAGO

Se sabe que San Roque vino a España e hizo el camino de Santiago de Compostela, como peregrino. A la salida del pueblo de O´Cebreiro, en el conocido como Alto de San Roque (1270 m), se levanta una pequeña capilla dedicada a este santo de gran devoción. 



En el Alto de San Roque,  se erige una gran estatua de bronce de un peregrino luchando contra los elementos,  apoyado en su bordón y sosteniendo con su mano izquierda el sombrero. Esta obra se ha convertido en uno de los símbolos más importantes de la Ruta Jacobea en Galicia, y se le conoce con el nombre de Monumento al Peregrino.



El Camino de Santiago posiblemente a partir del siglo XV y XVI, lo adoptó también como uno de sus santos preferidos confiriéndole en sus representaciones iconográficas los atributos de peregrino jacobeo. 
 


sanroqueEn ocasiones estas representaciones de San Roque tienen como modelo las del propio Santiago Peregrino. Se diferencian por dos atributos: las marcas de la peste, visibles en sus piernas desnudas, y un perrito con un trozo de pan en la boca, que le ofrece al Santo.




ONOMÁSTICA Y PATRÓNAZGO
San Roque es junto a San Sebastián el abogado por excelencia contra la peste y todo tipo de epidemias. San Antonio Abad, patrón de los animales, y debido al gran trabajo que tiene en proteger a los muchos que hay en el mundo, da permiso a San Roque para que se ocupe de los perros, es por ese motivo que San Roque es el protector de los perros. Se le puede pedir amparo para que no sean abandonados ni maltratados.
También es patrón contra la peste, el cólera y otras epidemias, y para el dolor en los pies, las rodillas y las piernas, la rabia, la peste y todo tipo de accidentes y llagas. Tamién es patrón de los picapedreros y marmolistas. 



ICONOGRAFÍA


Su iconografía aunque variada, es abundante y perfectamente reconocible; viste de peregrino (bastón con calabaza, sombrero, concha). Suele levantar la ropa con un bonito gesto, para mostrar las llagas, y casi siempre le acompaña el perro, que lleva el pan en la boca, y a veces un ángel.



Su fiesta se celebra el 16 de agosto y  es patrono de las ciudades de Montpellier, Parma y Venecia.


San Roque
"Un hombre rico, que se hace pobre,
un hombre noble, que se hace humilde;
un hombre libre que se hace esclavo,
un  hijo único que se hace hermano de todos"

Te pedimos humildemente
¡Oh Glorioso San Roque!
que seamos dignos de 
seguiros en el camino
que lleva a la salvación eterna
Amén




sábado, 19 de julio de 2014

VIRGEN DE LOS ÁNGELES




Nuestra Señora de los Ángeles es la Patrona de Getafe, una imagen de fino trazo y delicados contornos; es una Inmaculada esculpida en 1610. 

Fue hallada en el Cerro de los Ángeles y el pueblo de Getafe (Madrid), edificó muy pronto allí una ermita para dicha imagen; bajo el pontificado del Papa Benedicto XIV se conceden los primeros privilegios en su culto.






EL HALLAZGO DE LA IMAGEN

Cuenta la leyenda que unos pastores que solían pasar con sus ganados por la cañada de San Marcos, se guarecieron en el Cerro de los Ángeles durante una noche de tormenta. Al caer un rayo junto a los restos de una ermita que allí existía, vieron cómo, una vez se apagaba el ruido del trueno, la luz no se desvanecía. Al principio creyeron que el resplandor provenía de un incendio; y al acercarse, vieron que se trataba de la imagen de una Virgen de pequeño tamaño. Como los pastores debían continuar su camino, entregaron la efigie a unos zagales, que se la llevaron a Pinto. Cuando fueron a contar la historia al cura de la localidad, comprobaron con asombro que la imagen había desaparecido. Estos mismos chicos, a los pocos días, estaban jugando a los pies de la ermita del Cerro, cuando encontraron de nuevo a La Virgen. La bajaron a Getafe, a uno de los altares de la Iglesia. Pero, una vez más, la efigie volvió a desaparecer. El cura llegó a pensar que La Virgen quería instalarse en el Cerro y allí la encontraron. 

En el año 1612, ante una terrible sequía, el pueblo de Getafe ofrece unas rogativas trasladando procesionalmente la Imagen a nuestra Parroquia de Santa María Magdalena. Esto mismo se hará en sucesivas ocasiones (en 1726 y 1750) como remedio a calamidades públicas, obteniendo del Señor la gracia que por medio de Santa María se suplicó.

 
En memoria y agradecimiento, todos los años los católicos de Getafe celebran una fiesta en honor a Santa María de los Ángeles el lunes después de Pentecostés, precedida de una novena que concluye el sábado, vísperas de Pentecostés con la elevación solemnísima de la sagrada imagen y el canto de la Salve.




HISTORIA DE LA ADVOCACIÓN 
Conquistada la Villa de Madrid, por los ejércitos cristianos acaudillados por Alfonso VI, fue edificada en el Cerro de los Ángeles una pequeña Ermita con el fin de honrar a la Virgen, la que debió desaparecer a fines del siglo XIV.  





Existe constancia del primer día que se celebró la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles en el cerro de su nombre, el último domingo de abril de 1616, y también de haber sido bajada a Getafe en 1618, por primera vez a causa de una gran sequía. 


En el año 1700 estalla la guerra de Sucesión que ensangrentó a España durante 7 años. Había ocupado el trono el rey Felipe V. 
Era por entonces Getafe un pueblo en cuyo término municipal había gran cantidad de viñedos, cuya riqueza quedó casi perdida en dicha contienda. Debió de sufrir gran quebranto el culto en la Ermita y es de suponer que fundamentalmente ésta quedó bastante afectada, pues la actual parece haber sido edificada por entonces, por presentar el estilo de las construcciones de la época. De 1735 es la magnífica carroza, verdadera obra de arte, así como el arco que lleva la Imagen en las procesiones del domingo y lunes, en el que puede leerse las siguientes inscripciones: "Francico Torresy José de Estrada, me fecit, año de 1739 y este arco y sobrecorona se hizo siendo cura propio de este lugar el Dr. Diego Santos Reolid".


En el año 1807, el cura teniente del lugar de Getafe, don Miguel Rosillo Montoya, escribió una Novena a la Virgen. Por los diferentes escritos de la época conocemos del intenso culto que tuvo la Virgen de los Ángeles por aquellos años. Un año después de escrita la Novena, los ejércitos franceses del emperador Napoleón Bonaparte invadían España. De nuevo habían de quedar suspendidos los cultos en la Ermita, y muchos objetos de la congregación desparecieron. Al finalizar la contienda Don Natalio Ortiz de Lanzagorta convoca en El Ayuntamiento a un grupo de vecinos de Getafe con el fin de restablecer los cultos. Dicha comisión realizó los trámites pertinentes hasta conseguir el establecimiento canónico de l Congregación el 20 de  noviembre de 1817, redactando para ellos las primeras Constituciones. No parece que durante el siglo XIX se produjera suspensión alguna de los cultos a Nuestra Señora de los Ángeles a pesar de ser dicho siglo pródigo en guerras y revoluciones, que sin embargo no afectaron directamente a nuestro pueblo. La reina doña María Cristina, esposa de Fernando VII, visitaba frecuentemente la Ermita y más tarde lo haría la Infanta Isabel, hermana de Alfonso XII. 




En los primeros años del siglo XX, fueron numerosas las peregrinaciones a la Ermita del Cerro de los Angeles, algunas de ellas con carácter de verdadero acontecimiento, como las celebradas en 1910 y la del 16 de octubre de 1916. 



El día 30 de mayo de 1919 fue inaugurado el Monumento dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, con asistencia del rey Alfonso XIII y de las mas altas autoridades de la Nación. Llegados los difíciles días comprendidos entre los años 1931 y 1936 no por ello dejaron de celebrarse siempre las festividades religiosas y durante esos años bajó la imagen de la Virgen a Getafe en la festividad de la Ascensión para celebrar en Pentecostés sus procesiones y demás cultos, con la sola excepción del último año, que hubieron de celebrarse en el Cerro, con la asistencia de numerosos fieles. 


Al comienzo de la guerra civil se encontraba la Imagen de la Virgen el el altar de su Ermita y aunque el Cerro fue escenario de terribles violencias, la Imagen fue respetada, no sufriendo daño alguno. Exceptuando uno de los bombardeos de artillería realizado desde Madrid sobre el Cerro, en el que una granada estalló en la Ermita y sus fragmentos perforaron el arco sin alcanzar a la Virgen. El Jefe de las fuerzas nacionales avisó al Sr. Alcalde de Getafe, don Juan Gómez de Fracisco, del peligro que corría la Imagen perma neciendo en su Ermita y aunque los soldados la habían bajado de su Altar y llevada a Hospedería recomendó se la viniera a recoger para dejarla en un lugar de Getafe. 
 


Al día siguiente fue colocada en su Carroza y trasladada a Getafe por un grupo de jóvenes de la localidad. Fue llevada a la Iglesia Parroquial para pasar, al los pocos días, a la Capilla del Convento de las Religiosas de la Sagrada Familia donde permaneció varios meses, hasta que una tarde estando celebrando un acto ens u honor, y como consecuencia de un bombardeo sobre Getafe, una granada estalló en un lugar cercano a la Imagen sin que ésta sufriera desperfecto alguno. Fue trasladada entonces al Hospital de San José, donde permaneció hasta el término de la guerra. La Imagen permaneció en Getafe hasta 1940 en que fue subida al Cerro a la Capilla de las M.M.Carmelitas donde permaneció hasta volver a su Ermita el día 27 de mayo de 1945. El 2 de Octubre de 1955 presidió en el Cerro un solemne acto, como consecuencia del día de la Provincia y, meses despés, el 8 de diciembre de 1955, el Obispo de Madrid-Alcalá, don Leopoldo Eijo Garay, la proclamó Patrona del Partido Judicial de Getafe.


LA IMAGEN
La imagen de Nuestra Señora de los Ángeles es una escultura enteramente tallada y policromada que representa una Inmaculada Concepción. Posteriormente se le añadiría un luna a sus pies, un arco de rayos y una peana también con angelitos. La auténtica medida de la Virgen, es decir, su talla es de 105 cm.; el resto son añadidos posteriores. 

El arco mide 16 cm. de alto; la peana del siglo XIX mide 60 cm., y la corona alrededor de 31 cm. Todo ello configura la imagen actual de la Virgen de los Ángeles con una altura total, desde la peana hasta el remate del arco de 217 cm. aproximadamente y una anchura de 114 cm. En el siglo XVIII, la talla de la Virgen de los Angeles fue adornada para dar más relevancia a lo que representaba: la imagen de María, Madre de Cristo. Para ello fue revestida, tapando la talla, con telas que formaban su túnica y su manto; con pelo natural creando una peluca; con oro y plata para engalanarla con la corona, un  arco, una media luna y joyas; conviertiéndola de esta manera en la Reina del Cielo. 

La talla de Nuestra Señora de los Ángeles está vestida de los colores simbólicos de la Inmaculada Concepción que son el color blanco de la túnica y el azul del manto. El color blanco significa la pureza de María y el azul su inmortalidad o su asunción en cuerpo y alma al cielo.La Virgen lleva la luna a sus pies, porque Ella representa el otro astro que rige nuestra vida pero que es menos importante que el sol. Nuestra Señora de los Ángeles lleva sobre su cabeza coronas de 12 y de 26 estrellas, que es el mútiplo de doce más dos. El doce es el número perfecto, así doce son las tribus de Israel, los apóstoles,...Otro de los símbolos son sus manos juntas en actitud de rezar y la peana de nubes con angelitos, que intentan elevarla hacia el cielo o mantenerla ya en éL.


El 2 de Agosto se celebra la Bienaventurada María Virgen "Nuestra Señora de los Ángeles", Patrona de la Diócesis de Getafe, celebremos este día con alegría, y unámonos a la Iglesia que peregrina como Pueblo de Dios en estas tierras.
 

Concédenos, Señor,
Por intercesión de la Virgen,
 Reina de los Ángeles,
cuya gloriosa fiesta celebramos el 2 de Agosto,
que participemos en ese día como ella
de la plenitud de tu gracia.
Por nuestro Señor Jesucristo
Amén






domingo, 13 de julio de 2014

VIRGEN DEL CARMEN


http://www.revistaecclesia.com/wp-content/uploads/2012/07/Virgen-del-Carmen2.jpg



El próximo 16 de Julio recordaremos a Nuestra Señora del Carmen. Reflexionemos un poco sobre esta advocación y las grandes promesas de su escapulario.
Santa María en el Monte Carmelo, referida comúnmente como Virgen del Carmen o Nuestra Señora del Carmen, es una de las diversas advocaciones de la Virgen María. Se llama así porque procede del llamado Monte Carmelo en Israel, un nombre que deriva de la palabra Karmel o Al-Karem y que se podría traducir como "jardín". Existen hoy en día órdenes carmelitas repartidas por todo el mundo, masculinas y femeninas, las cuales giran en torno a esta figura mariana.



ORIGEN DE LA DEVOCIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN Y EL MONTE CARMELO

El Carmelo era sin duda, el monte donde numerosos profetas rindieron culto a Dios. Los principales fueron Elías y su discípulo Eliseo, pero existían también diferentes personas que se retiraban en las cuevas de la montaña para seguir una vida eremítica. 
Esta forma de oración, de penitencia y de austeridad fue continuada siglos más tarde, concretamente en el III y IV, por hombres cristianos que siguieron el modelo de Jesucristo y que de alguna forma tuvieron al mismo Elías como patrón situándose en el valle llamado Wadi-es-Siah.


A mediados del siglo XII, un grupo de devotos de Tierra Santa procedentes de Occidente, decidieron instalarse en el mismo valle que sus antecesores y escogieron como patrona a la Virgen María. Allí construyeron la primera Iglesia dedicada a Santa María del Monte Carmelo. 
Desde su monasterio quisieron vivir bajo los aspectos marianos que salían reflejados en los textos evangélicos: maternidad divina, virginidad, inmaculada concepción y anunciación. Estos devotos que decidieron vivir en comunidad bajo la oración y la pobreza, fueron la cuna de la Orden de los Carmelitas, y su devoción a la Virgen permitió que naciera una nueva advocación: Nuestra Señora del Carmen.

 


ORÍGENES DEL CULTO

[Estampa religiosa de la Virgen del Carmen]Según la tradición carmelita, el 16 de julio del año 1251, la imagen de la Virgen del Carmen se le habría aparecido a San Simón Stock, superior general de la Orden, a quien le entregó sus hábitos y el escapulario, principal signo del culto mariano carmelita. La veneración recibió reconocimiento papal en 1587.




Según esa tradición, la Virgen prometió liberar del Purgatorio a todas las almas que hayan vestido el escapulario durante su vida, el sábado siguiente a la muerte de la persona y llevarlos al cielo, creencia que ha sido respaldada por los Pontífices. La iconografía principal de la Virgen la muestra portando dicho escapulario. La devoción mariana hacia la Virgen del Carmen se extendió a muchos países de Europa y América, destacando entre ellos España, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, México, Panamá, Perú y Venezuela.


ESCAPULARIO
El escapuario, nos dispone el amor a Dios y a la verdadera contrición del pecado si lo recibimos con devoción.

Las comunidades religiosas llevan su hábito como signo de su consagración a Dios. Los laicos no pueden llevar hábito, pero los que desean asociarse a los religiosos en su búsqueda de la santidad pueden usar el escapulario.
  
La Virgen dio a los Carmelitas el escapulario como hábito miniatura que todos los devotos pueden llevar para significar su consagración a ella. Consiste en un cordón que se lleva al cuello con dos piezas pequeñas de tela color café, una sobre el pecho y otra sobre la espalda (scapulae). Se usa bajo la ropa. 




LA VIRGEN MARÍA ENTREGA EL ESCAPULARIO EL 16 DE JULIO DE 1251
En el año 1246 nombraron a San Simón Stock general de la Orden Carmelita. Este comprendió que, sin una intervención de la Virgen, a la orden le quedaba poco tiempo. Simón recurrió a María poniendo la orden bajo su amparo, ya que ellos le pertenecían. En su oración la llamó "La flor del Carmelo" y la "Estrella del Mar" y le suplicó la protección de toda la comunidad.
En respuesta a esta ferviente oración, el 16 de julio de 1251 se le aparece la Virgen a San Simón Stock y le da el escapulario para la orden con la siguiente promesa:
"Ese debe ser un signo y privilegio para ti y para todos los Carmelitas: quien muera usando el escapulario no sufrirá el fuego eterno".


Muy pronto empezaron a notarse en todas partes las bendiciones y ayudas tan especiales que la Madre de Dios concedía a los que llevaban con fe y devoción el Santo escapulario. Incendios que se detenían. Inundaciones que se calmaban, tentaciones que se alejaban. Pecadores que se convertían. En Francia en plena batalla el rey Luis XI vio que a un soldado le llegaba una flecha dirigida hacia su corazón y en cambio se le clavaba en el escapulario y no le hacía ningún daño. Inmediatamente el rey y todos sus generales pidieron el escapulario y se lo colocaron. Lo que salva de los peligros no es el escapulario en sí, sino la Santísima Virgen que protege y defiende a quienes llevan a esa insignia como señal del aprecio y la devoción que sienten por Ella.


PROMESAS VINCULADAS AL ESCAPULARIO DEL CARMEN
En algunos casos, el uso del escapulario se acompaña de promesas como la protección de la condena eterna o algunos otros privilegios. Esas promesas se dan en un cuadro de revelaciones personales a miembros de la orden a partir de visiones.

 
El más difundido de entre todos los escapularios es el de la Virgen del Carmen, que cuenta con el llamado privilegio sabatino: existe la tradición de que la Virgen, a los que mueran con el Santo Escapulario y expían en el Purgatorio sus culpas, con su intercesión hará que alcancen la patria celestial lo antes posible, o, a más tardar, el sábado siguiente a su muerte.


Está autorizado el uso de una medalla en lugar del escapulario del Carmen, con tal de que por un lado lleve la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y por el otro una de la Santísima Virgen: La imposición debe realizarse con Escapulario de tela. A pesar de ello, el mismo San Pío X, al conceder esta dispensa, recomendó el uso del Escapulario de tela. Este es más simbólico, por ser una expresión abreviada del hábito del Carmen.

España es uno de los países donde más arraigada se encuentra esta advocación. Los pescadores han nombrado a la Virgen del Carmelo su fiel protectora y además la Marina Española le ha concedido el título de Patrona. Por esta razón, la Virgen del Carmen es conocida como la "estrella de los mares".


LA ESTRELLA DEL MAR Y LOS CARMELITAS

Los marineros, antes de la edad de la electrónica, dependían de las estrellas para marcar su rumbo en el inmenso océano. De aquí la analogía con la Virgen María quien como, estrella del mar, nos guía por las aguas difíciles de la vida hacia el puerto seguro que es Cristo. Por la invasión de los sarracenos, los Carmelitas se vieron obligados a abandonar el Monte Carmelo. 
Una antigua tradición nos dice que antes de partir se les apareció la Virgen mientras cantaban el Salve Regina y ella prometió ser para ellos su Estrella del Mar. Por ese bello nombre conocían también a la Virgen porque el Monte Carmelo se alza como una estrella junto al mar.


CARMELITAS EN ESPAÑA
El primer convento carmelita de la Península Ibérica aparecería en Perpiñán (Francia), entonces ciudad de la Corona de Aragón, estableciéndose su fecha fudacional entre 1265 y 1269. Su propagación fue rápida por toda la península ibérica, llegando a Sevilla en 1358, ciudad desde la que se impulsará la creación de la destacada Provincia Bética Carmelitana, en 1499. En esta época empezarán a surgir las primeras comunidades femeninas de religiosas carmelitas en todo el territorio. Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, también durante el siglo XVI, introdujeron profundas reformas en el seno de la Orden dando origen a los Carmelitas Descalzos.



ORACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN

"Tengo mil dificultades:
Ayúdame.
De los enemigos del alma:
Sálvame.
En mis desaciertos:
Ilumíname
En mis dudas y penas:
Confórtame.
En mis enfermedades:
Fortaléceme.
Cuando me desprecien:
Anímame.
En las tentaciones:
Defiéndeme.
En las horas difíciles:
Consuélame.
Con tu corazón maternal:
Ámame.
Con tu inmenso poder:
Protégeme.
Y en tu brazos al expirar:
Recíbeme.
Virgen del Carmen
Ruega por nosotros.
Amén".