DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

Nacido en 1908 hijo de Juan y de Dolores. Se formó en el Seminario Conciliar de Madrid. Enviado a estudiar por su obispo a la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, obtuvo el grado de Doctor en Sagrada Teología, en 1934, con una tesis que llevaba por título "La Cristología en los Concilios Toledanos". Fue ordenado subdiácono, el 16 de noviembre de 1934, por el Obispo de Santander con las legítimas letras dimisorias del Obispo de Madrid.
El 22 de diciembre de 1934 fue ordenado Diácono en el Palacio Episcopal de Madrid. El 6 de abril de 1935 recibió el presbiterado en la Capilla del Seminario de Madrid.

Fue cura ecónomo desde el 1 de junio de 1935 en Sevilla la Nueva (Madrid) donde se le recuerda especialmente por no querer abandonar el pueblo en los momentos de la persecución religiosa siendo asistido por los pastores de la localidad durante su refugio en el campo.

Fue detenido en Sevilla la Nueva el 28 de octubre de 1936. El 12 de noviembre de 1936 ingresa en la Prisión Provincial de Ventas (Madrid) por orden de la Dirección General de Seguridad. El 2 de diciembre de 1936 fue puesto en libertad en la cárcel donde estuvo retenido y conducido a Paracuellos del Jarama donde fue asesinado. Sus restos descansan hoy en ese lugar.

miércoles, 10 de octubre de 2012

LA SEÑAL DE LA CRUZ

LA SEÑAL DE LA CRUZ



 




                                              

 Santiguarse es la primera oración del cristiano
 La señal del cristiano es la señal de la cruz



Con la mano en la frente pedimos a Dios que nos ayude con nuestros pensamientos. Y decimos: "...En el nombre del Padre..."

Con la mano la barriga pedimos a Dios que nos ayude en nuestras necesidades físicas. Y decimos: "...en el nombre del Hijo..."

Con la mano en el brazo izquierdo, cerca del corazón, pedimos a Dios que nos ayude con nuestros amigos y compañeros. Y decimos: "...Y del Espíritu ..."

Con la mano en el brazo derecho pedimos a Dios que nos ayude a ayudar a quien nos necesita. Y terminamos diciendo: "... Santo. Amén..."



Chicos vamos a prácticar como el niño que estamos viendo... Venga todos juntos, los papás tienen que ayudar a los peques... Es muy sencillo.




Muy bien... muy bien...


Ya sabemos santiguarnos.

Hay que hacerlo siempre con cariño, con amor, con devoción....

Cuando vamos a la Iglesia
Cuando estamos rezando
Cuando hablamos con Dios
Y siempre que queramos


Recordad siempre:


Cuando nos santiguamos haciendo sobre nosotros la señal de la cruz, nos señalamos como miembros de Jesucristo y de su Iglesia; ponemos a Dios en nuestra vida; le ofrecemos lo que somos, hacemos y tenemos.



La cruz es signo de Fe auténtica,
de esperanza cierta,
de amor sincero y generoso.





" En el nombre del Padre
En el nombre del Hijo
Y del Espíritu Santo
Amén"








No hay comentarios:

Publicar un comentario