DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

Nacido en 1908 hijo de Juan y de Dolores. Se formó en el Seminario Conciliar de Madrid. Enviado a estudiar por su obispo a la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, obtuvo el grado de Doctor en Sagrada Teología, en 1934, con una tesis que llevaba por título "La Cristología en los Concilios Toledanos". Fue ordenado subdiácono, el 16 de noviembre de 1934, por el Obispo de Santander con las legítimas letras dimisorias del Obispo de Madrid.
El 22 de diciembre de 1934 fue ordenado Diácono en el Palacio Episcopal de Madrid. El 6 de abril de 1935 recibió el presbiterado en la Capilla del Seminario de Madrid.

Fue cura ecónomo desde el 1 de junio de 1935 en Sevilla la Nueva (Madrid) donde se le recuerda especialmente por no querer abandonar el pueblo en los momentos de la persecución religiosa siendo asistido por los pastores de la localidad durante su refugio en el campo.

Fue detenido en Sevilla la Nueva el 28 de octubre de 1936. El 12 de noviembre de 1936 ingresa en la Prisión Provincial de Ventas (Madrid) por orden de la Dirección General de Seguridad. El 2 de diciembre de 1936 fue puesto en libertad en la cárcel donde estuvo retenido y conducido a Paracuellos del Jarama donde fue asesinado. Sus restos descansan hoy en ese lugar.

sábado, 17 de noviembre de 2012

EL TEMPLO: LA IGLESIA

EL TEMPLO LA CASA DE DIOS




La Iglesia, es el Templo, la casa de Dios y nuestra casa

El templo cristiano es un lugar sagrado porque está dedicado a Dios y en él se celebran acciones sagradas.  Se administran los sacramentos, especialmente se celebra el Santo Sacrificio de la Misa y se da la Comunión, se predica y se escucha la palabra de Dios.

El Templo donde se reúnen los cristianos, lo llamamos Iglesia. El Templo es el lugar donde nos reunimos los cristianos para celebrar la eucaristía y los demás sacramentos. En él podemos rezar juntos o individualmente, pues allí está el Señor esperándonos y podemos venir siempre que queramos.


Dentro de cada templo hay muchos lugares importantes. Es importante que los conozcamos y sepamos su significado:


 El Altar
El Sagrario
 El Ambón
 La Sede
 La Pila Bautismal
 La Capilla Penitencial




EL ALTAR

El Altar de una Iglesia se compone normalmente de una mesa donde el sacerdote celebra la parte de la misa en la que recordamos que Jesús antes de morir por nosotros en la cruz y de resucitar, celebró la Última Cena con sus discípulos.


Está revestido con unos manteles y tiene encima o a los lados unas velas, que se encienden cuando vamos a celebrar la Eucaristía.

El sacerdote, cuando sale a celebrar lo besa y nosotros siempre que pasamos cerca o delante de él, podemos y debemos hacer una inclinación con la cabeza.




EL SAGRARIO
En el Sagrario se conservan las Sagradas Formas consagradas, que es el pan que el sacerdote consagra durante la Eucaristía, para que podamos comulgar.
También se cogen de aquí para llevar la comunión a los enfermos.


Suele estar en un lugar destacado, conveniente e inamovible, dentro del área del templo o en una capilla anexa (capilla del Santísimo).


En cada una de las formas consagradas está presente Jesús. Cuando pasamos delante o cerca de un Sagrario, hay que hacer una genuflexión. Genuflexión es doblar la rodilla, ante él, reconociendo que es nuestro Dios y Señor.




Cerca del Sagrario suele haber una Vela encendida, o una pequeña lámpara, que nos recuerda que Jesús está ahí, esperándonos.

Siempre que queramos podemos ir a hablar y a estar con Él.








EL AMBÓN



El ambón es el lugar del templo desde donde se proclama la lectura de la Biblia en la Misa, La Palabra de Dios.




Puede tener forma de atril, de podio o de púlpito.







LA SEDE

La Sede, es el lugar (silla), donde se sienta el sacerdote que preside las celebraciones litúrgicas (las misas). Nos recuerda que el pueblo de Dios es un rebaño cuyo único pastor es Jesucristo.

Los sacerdotes actúan y celebran los sacramentos en su nombre.







LA PILA BAUTISMAL


La Pila Bautismal es un recipiente que contiene agua bautismal, en la cual se sumerge al candidato al bautismo, para impartirle el sacramento del Bautismo e incorporarlo al Pueblo de Dios.


Es muy importante porque este sacramento nos abre las puertas de la Iglesia y nos incorpora al pueblo de Dios.








Normalmente suele ser de piedra y tiene forma cilíndrica. 
 

 




Además del agua bendita de la Pila Bautismal, en el templo hay pilas de agua bendita en la entrada.

Siempre que se entra a una iglesia hay que recordar y agradecer el Bautismo que se recibió de niño, haciendo la señal de la cruz con el agua bendita.






LA CAPILLA PENITENCIAL


Los cristianos se acercan a la capilla penitencial, o confesionario, para celebrar el sacramento de la Reconciliación, es decir, los cristianos van a pedir perdón por los pecados cometidos y a recibir del sacerdote el perdón.

La Iglesia nos perdona los pecados, en nombre de Jesús, cuando nos confesamos.






El Templo, La Iglesia,  es lugar de oración y de adoración. Podemos hablar con Dios en todos los sitios, porque Dios lo ve todo, lo oye todo, está en todas partes.

Sin embargo, el Templo es el mejor lugar para orar y hablar con Dios, porque está presente de una manera muy singular: en el Sagrario está Jesucristo verdadero Dios y verdadero Hombre, con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad; el mismo que nació en Belén, vivió en Nazaret y murió en la Cruz.




 

 

La Iglesia, es el Templo, la casa de Dios y nuestra casa

 

En los grupos de catequesis de la parroquia de Sevilla La Nueva, se está trabajando con las partes del interior del Templo (Iglesia), mediante fotos y puzzles,  de forma que sea práctico y entretenido para los niños, y  a la vez sirva para aprender a familiarizarse con los nombres de las partes del Templo, con su ubicación y con su significado.











No hay comentarios:

Publicar un comentario