DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

Nacido en 1908 hijo de Juan y de Dolores. Se formó en el Seminario Conciliar de Madrid. Enviado a estudiar por su obispo a la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, obtuvo el grado de Doctor en Sagrada Teología, en 1934, con una tesis que llevaba por título "La Cristología en los Concilios Toledanos". Fue ordenado subdiácono, el 16 de noviembre de 1934, por el Obispo de Santander con las legítimas letras dimisorias del Obispo de Madrid.
El 22 de diciembre de 1934 fue ordenado Diácono en el Palacio Episcopal de Madrid. El 6 de abril de 1935 recibió el presbiterado en la Capilla del Seminario de Madrid.

Fue cura ecónomo desde el 1 de junio de 1935 en Sevilla la Nueva (Madrid) donde se le recuerda especialmente por no querer abandonar el pueblo en los momentos de la persecución religiosa siendo asistido por los pastores de la localidad durante su refugio en el campo.

Fue detenido en Sevilla la Nueva el 28 de octubre de 1936. El 12 de noviembre de 1936 ingresa en la Prisión Provincial de Ventas (Madrid) por orden de la Dirección General de Seguridad. El 2 de diciembre de 1936 fue puesto en libertad en la cárcel donde estuvo retenido y conducido a Paracuellos del Jarama donde fue asesinado. Sus restos descansan hoy en ese lugar.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

EXCURSIÓN ÁVILA: PARROQUIA Y FAMILIAS CHIC@S CONFIRMACIÓN



 


El pasado sábado 21 de Noviembre, la parroquia de Santiago Apóstol de Sevilla la Nueva organizó una excursión familiar a Ávila, con todos los chic@s de confirmación y sus familiares.
Este año con motivo de la Conmemoración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, acudir a esta ciudad es casi una visita obligada. Todos pudimos disfrutar de un bonito día de convivencia y descanso, visitando primero el Monasterio de la Encarnación.

Con los ojos todavía un poco cerrados por el madrugón del Sábado, nos pusimos en marcha a las 9.30h de la mañana, para aprovechar bien el día y poder cumplir la ajustada agenda que teníamos planificada.



Nuestra primera parada, a las afueras de Ávila, fue el lugar llamado “Los 4 Postes”, monumento religioso formado por 4 columnas dóricas de cinco metros de altura, donde según la tradición, Teresa de Jesús y su hermano Rodrigo siendo niños fueron detenidos por su tío cuando proyectaban viajar a tierras de infieles para morir martirizados.

 
 
Las vistas que hay de Ávila y sus murallas desde este precioso lugar son impresionantes como podéis ver en las fotografías.







Después de esta parada, el autobús nos dejó en el segundo lugar más representativo de Ávila, el Monasterio o Convento de la Encarnación,  en el cual Santa Teresa ingresó el 2 de noviembre de 1533 y allí profesó hasta el día 3 de noviembre de 1534.





El Monasterio de la Encarnación se funda en el año 1478 en el interior de la ciudad amurallada, siendo a principios del S.XVI cuando el convento carmelita se traslada a las afueras de la ciudad, construyéndose el monasterio sobre unos terrenos adquiridos al Cabildo y que, anteriormente, había sido el cementerio judío. En el S. XVIII se transformó el interior de la primitiva iglesia dentro de una estética barroca.
La planta es de cruz latina, con una sola nave cubierta con bóveda de cañón y cúpula con pechinas y linterna. Altares y retablos pertenecen también al gusto barroco. En la fachada meridional destaca la gran espadaña, obra de 1715.


Allí tuvo lugar el broche de oro del día, la celebración eucarística con todos los fieles de la parroquia y con nuestro párroco que ofició la eucaristía. Después de la eucaristía pudimos visitar la celda donde vivió Santa Teresa y todo el monasterio.


A pesar de la hora ya próxima a la comida, el convento estaba lleno de grupos de fieles con las mismas ganas que nosotros de conocer tan emblemático lugar.


No sin ciertos agobios, fuimos capaces de ver tranquilamente todas las dependencias y que el peculiar y amable guía-voluntario nos contara la historia del lugar.






Una vez terminada la vista al Monasterio de la Encarnación, el autobús nos subió a la Ermita de Nuestra Señora de Sonsoles, patrona de la ciudad abulense.


Allí comimos todos en los merenderos que hay en la pradera que se encuentra al lado de la Ermita de Nuestra Señora de Sonsoles.










En ella, además de encontrarse Nuestra Señora de Sonsoles, se encuentra uno de los elementos más curiosos que hemos visto en una ermita, "un cocodrilo disecado". Cuando nos lo contaron no nos lo creíamos y  tuvimos que verlo para creer. Sí, hay un cocodrilo como podéis ver en la fotograía, el cual, tiene un milagro ligado a su historia.





Después y viendo que se nos echaba la tarde encima, nos fuimos a buscar al igual que muchos turistas que había en la ciudad, las huellas de Santa Teresa en todos los lugares emblemáticos de Ávila.

Visitamos el Convento de Santa Teresa de Jesús, que se construye en el siglo XVII,  ya que fue levantado sobre la fuera la casa donde nació la santa abulense. 

Después entramos al Museo de Santa Teresa, donde además de poder comprar todo tipo de recuerdos de la Santa, encontramos una sala de reliquias en la que vimos el dedo anular de Santa Teresa, y dos huesos de San Juan de la Cruz.



 


Tras un paseo por los alrededores de las murallas de Ávila y por las calles de la ciudad viendo edificios emblemáticos, Iglesias, monumentos, Verracos Vettones,  nos fuimos ya dirección al autobús para regresar a Sevilla la Nueva, agotados pero felices de haber compartido una convivencia parroquial familiar tan bonita.







Con esta excursión parroquial nos hemos acercado un poco más a la vida de esta gran Santa que cumple ahora su V Centenario, descubriendo los maravillosos tesoros que la gran muralla de Ávila guarda en su interior.



"NADA TE TURBE
NADA TE ESPANTE
TODO SE PASA
DIOS NO SE MUDA
LA PACIENCIA
TODO LO ALCANZA
QUIEN A DIOS TIENE
NADA LE FALTA
SOLO DIOS BASTA"
SANTA TERESA DE JESÚS




No hay comentarios:

Publicar un comentario