DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

Nacido en 1908 hijo de Juan y de Dolores. Se formó en el Seminario Conciliar de Madrid. Enviado a estudiar por su obispo a la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, obtuvo el grado de Doctor en Sagrada Teología, en 1934, con una tesis que llevaba por título "La Cristología en los Concilios Toledanos". Fue ordenado subdiácono, el 16 de noviembre de 1934, por el Obispo de Santander con las legítimas letras dimisorias del Obispo de Madrid.
El 22 de diciembre de 1934 fue ordenado Diácono en el Palacio Episcopal de Madrid. El 6 de abril de 1935 recibió el presbiterado en la Capilla del Seminario de Madrid.

Fue cura ecónomo desde el 1 de junio de 1935 en Sevilla la Nueva (Madrid) donde se le recuerda especialmente por no querer abandonar el pueblo en los momentos de la persecución religiosa siendo asistido por los pastores de la localidad durante su refugio en el campo.

Fue detenido en Sevilla la Nueva el 28 de octubre de 1936. El 12 de noviembre de 1936 ingresa en la Prisión Provincial de Ventas (Madrid) por orden de la Dirección General de Seguridad. El 2 de diciembre de 1936 fue puesto en libertad en la cárcel donde estuvo retenido y conducido a Paracuellos del Jarama donde fue asesinado. Sus restos descansan hoy en ese lugar.

martes, 3 de abril de 2018

TRIDUO PASCUAL 2018. PARROQUIA DE SEVILLA LA NUEVA



CELEBRACIÓN DEL TRIDUO PASCUAL 2018
EN LA PARROQUIA 
DE SEVILLA LA NUEVA 
EN IMÁGENES





Os adjuntamos algunas imágenes de las celebraciones del Triduo Pascual que han tenido lugar en la parroquia de Santiago Apóstol de Sevilla la Nueva.

 








 



y de la celebración del “Via Crucis” en la Residencia “Rosalba” el Viernes Santo. 






También tuvimos celebraciones en las residencias “Santa Bárbara” y “Urbanización de Mayores” en las que pudimos celebrar con los ancianos que allí viven la fiesta de la pasión, muerte y resurrección de Cristo.






 

Junto a las celebraciones litúrgicas también tuvimos momento de oración en el Monumento (Hora Santa y Laudes) 



 







 








o en la procesiones del Viernes Santo ‒aunque tuviéramos que terminar el “via crucis” en la iglesia‒ 






 
y la procesión del Encuentro del Señor con su Madre el Domingo de Pascua.



 














Esperamos que estos días nos hayan ayudado más a profundizar en la vida del Señor para unirnos a él.




 

 ¡Felices Pascuas!




No hay comentarios:

Publicar un comentario