DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

Nacido en 1908 hijo de Juan y de Dolores. Se formó en el Seminario Conciliar de Madrid. Enviado a estudiar por su obispo a la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, obtuvo el grado de Doctor en Sagrada Teología, en 1934, con una tesis que llevaba por título "La Cristología en los Concilios Toledanos". Fue ordenado subdiácono, el 16 de noviembre de 1934, por el Obispo de Santander con las legítimas letras dimisorias del Obispo de Madrid.
El 22 de diciembre de 1934 fue ordenado Diácono en el Palacio Episcopal de Madrid. El 6 de abril de 1935 recibió el presbiterado en la Capilla del Seminario de Madrid.

Fue cura ecónomo desde el 1 de junio de 1935 en Sevilla la Nueva (Madrid) donde se le recuerda especialmente por no querer abandonar el pueblo en los momentos de la persecución religiosa siendo asistido por los pastores de la localidad durante su refugio en el campo.

Fue detenido en Sevilla la Nueva el 28 de octubre de 1936. El 12 de noviembre de 1936 ingresa en la Prisión Provincial de Ventas (Madrid) por orden de la Dirección General de Seguridad. El 2 de diciembre de 1936 fue puesto en libertad en la cárcel donde estuvo retenido y conducido a Paracuellos del Jarama donde fue asesinado. Sus restos descansan hoy en ese lugar.

martes, 9 de junio de 2015

CORPUS CHRISTI 2015 EN SEVILLA LA NUEVA

 
 
 
 
 


CELEBRACIÓN DEL CORPUS EN SEVILLA LA NUEVA

La fiesta del Corpus Christi conmemora la institución de la Eucaristía y, en este día, sale a las calles de cada pueblo o ciudad la Custodia, que tiene el Cuerpo Consagrado de Cristo.
 



El pueblo de Sevilla la Nueva ha vuelto a brillar esta mañana, con luz propia en la celebración del Corpus Christi, que un año más ha atraído a multitud de personas que han contemplado el recorrido profesional de la Custodia por las engaladas calles de la localidad.






Una lluvia de intensos colores, marcó el despertar de las plazas del municipio de Sevilla la Nueva, esta mañana de domingo, con la celebración del día del Corpus.
Los altares y el suelo tapizado de tomillo y lavanda, revestían el oscuro asfalto de las calles, para dar paso a la celebración del Corpus Christi.
 
 
 

Los jóvenes del municipio que han hecho este año la Primera Comunión, los chicos de confirmación, junto con los catequistas y un grupo amplio de feligreses han sido los alfombristas que han hecho posible, el arte de las alfombras en el gran día del Corpus Christi en Sevilla La Nueva.


 

 


 
Desde las 20:30 h. del sábado por la tarde, estuvieron elaborando las 4 alfombras que han decorado nuestras plazas y calles, al igual que varias catequistas y vecinos de la localidad estuvieron instalando altares que también han engalanado las calles del pueblo.

Esta tradición tiene su comienzo en nuestro pueblo en el año 2011, cuando una catequista de la parroquia Trini, junto con la aprobación de nuestro párroco,  tiene la gran idea de elaborar alfombras con su grupo de chicos de confirmación para adornar las calles del municipio en la Festividad del Corpus Christi.







Aquí comienza el primero de 5 años de colaboración por parte de chicos, padres, catequistas y feligreses, haciendo especial mención a Oscar, Ruth y Anita, chicos de confirmación que comenzaron esta preciosa labor con Trini y que a día de hoy continúan colaborando con la parroquia y haciendo posible que año tras año se sigan elaborando tan bonitas alfombras, y enseñando pacientemente a los nuevos chicos de comunión y confirmación a confeccionarlas para que dicha tradición siga creciendo en nuestra localidad.

 
 
 
Mientras observaban una de las alfombras, los sevillanovenses comentaban sonrientes que el Corpus "representa una gran vivencia, en nuestro pueblo desde hace muchos años", y que en los últimos años se está creando una gran tradición alfombrística en nuestra localidad, que cada año atrae a multitud de personas tanto para elaborarlas como para admirarlas. 


Las alfombras perfectamente elaboradas, crean mucha ilusión porque da a la fiesta mayor colorido y mayor ambiente de festividad.
 
 

Tras la misa oficiada por nuestro párroco,  que se celebró a las 11:00 h. tuvo lugar la procesión por las calles de la localidad. En ella, los devotos siguieron al Cuerpo de Cristo, pasando por las alfombras y altares que con tanto cuidado y esmero se han estado elaborando durante toda la noche.
 
 
La Custodia, salió y entró de la Iglesia, bajo Palio, (recién estrenado el año pasado), estando acompañada por el sacerdote  y por los diferentes vecinos de la localidad, en todo el recorrido de la procesión.






 
 
Los niños que han hecho la primera comunión este año, precedieron la procesión, lanzando miles de pétalos, flores y tomillo, en acto de fervor en este día tan importante para la fe cristiana.
La procesión tuvo lugar por diferentes calles de la localidad,  en cuyo recorrido se han  engalanado diferentes altares, balcones y alfombras preciosamente decoradas. Este año, por primera vez los niños que han hecho la Primera Comunión han elaborado su propia alfombra y altar ofreciéndosela a Nuestro Señor en este día tan importante para todos nosotros.
 
 
 

Los altares, se instalaran en diferentes calles del recorrido de la procesión, con motivos eucarísticos, haciendo de ellos monumentos de gran belleza. 
Una vez, en los altares, la procesión se paraba para orar ante ellos, mientras los niños de Primera Comunión tiraban pétalos de flores en dicho altar.




 
 
 
 
La procesión de la Eucaristía finalizó nuevamente en la Iglesia, dando así por finalizada la fiesta de la Solemnidad del Corpus et Sanguis Christi.




¡FELIZ SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI!
 

sábado, 6 de junio de 2015

CORPUS CHRISTI 2015







 
La Fiesta del Corpus (07/06/15), llamada "del Cuerpo y la Sangre de Cristo" o "Corpus Christi", es la fiesta de la Eucaristía. Esta solemnidad nos convoca ante el misterio del cuerpo entregado y de la sangre derramada por nosotros. Un misterio que el Jueves Santo tiene la fiesta de su Institución y en el Corpus tiene una gozosa fiesta de la respuesta de fe. 
 

La Iglesia celebra el próximo 7 de junio el día del Corpus bajo el lema ‘La Eucaristía, antídoto frente a la indiferencia, con el que invita a los católicos a reflexionar sobre dos puntos:

*La Eucaristía como sacramento de comunión con Dios y los hermanos, que nos une en el sufrimiento del prójimo y
 
*La Eucaristía como sacramento que nos compromete con los hermanos y como remedio contra la globalización de la indiferencia y el individualismo que hacen difícil el desarrollo del amor y la misericordia en nuestro corazón.
 
 
En este día, la Iglesia nos invitará a contemplar, celebrar y adorar a Jesucristo en el sacramento de la Eucaristía para impulsar la vivencia de la comunión fraterna y del servicio a nuestros semejantes, llegando a una verdadera “globalización de la caridad”.



LA FIESTA DE CORPUS CHRISTI
Antiguamente denominada Corpus Domini, la fiesta del Corpus Christi está dedicada a la celebración de la Eucaristía. Esta festividad tiene lugar 60 días después del Domingo de Pascua. La festividad es el jueves inmediato a la Fiesta de la Santísima Trinidad aunque se celebra en domingo.




El día de Corpus Christi está destinada la exposición del Santísimo Sacramento el cual, cuidadosamente resguardado en una custodia, es conducido por las calles de las ciudades mientras una ferviente escolta de fieles le acompaña en solemne procesión.


Durante la misma, los feligreses rezan y cantan himnos alabando al Santísimo, en tanto que en muchos lugares las calles suelen estar ataviadas con las flores más bellas e incluso, tapices o alfombras. La Eucaristía, sacramento del amor, aviva en nosotros la conciencia de que donde hay amor brilla también la esperanza pues allí donde el ser humano se siente amado, experimenta la salvación de Dios y descubre que es posible la esperanza.


Desde este misterio de amor y de esperanza, que es la Eucaristía, la Iglesia nos invita en este día, a todos los cristianos, y de manera especial a cuantos trabajan en la acción caritativa y social, a abrir los ojos al sufrimiento de nuestros hermanos más pobres, a escuchar el clamor de los pueblos que padecen hambre y a construir juntos espacios de esperanza.



 

CELEBRACIÓN DEL CORPUS CHRISTI
La celebración de Corpus Christi se origina instancias de la religiosa y santa belga Juliana de Cornillon, quien propuso la festividad con el objeto de honrar la presencia del Cuerpo y la Sangre de Cristo en la Eucaristía. La primera festividad de Corpus Christi acaeció en Bélgica en la Diócesis de Lieja. Corpus Christi se consolidó definitivamente en 1263, luego del milagro de Bolsena, Italia. En aquel momento, para sorpresa de todos los presentes, brotó sangre de la hostia que partía el sacerdote en medio del ritual de la consagración. Finalmente, el Papa Urbano IV instituyó formalmente Corpus Christi el 8 de septiembre de 1264. Santo Tomás de Aquino fue quien redactó los textos para la fiesta; entre ellos el precioso Tantum Ergo. Más tarde, el Papa Clemente V reglamentó el protocolo ceremonial. La fecha del Corpus Christi es una de las más importantes del año litúrgico.



La fiesta del Corpus Christi nos invita a entrar en el misterio de la Eucaristía, "misterio que se convierte en el factor renovador de la historia y de todo el cosmos. La institución de la Eucaristía muestra cómo aquella muerte, de por si violenta y absurda, se ha transformado en Jesús en un supremo acto de amor y de liberación definitiva del mal para la humanidad.

 
 
El domingo 7 de junio además también se celebra el día de la Caridad, donde Cáritas nos invita a ser generosos con los más necesitados, a fijarnos en el hermano que sufre y a ser solidarios con él, a construir una nueva fraternidad universal basada en la defensa de la dignidad y de los derechos de todas las personas. Por ello estamos convocados por Dios a vivir la fraternidad, la mesa compartida, construyendo y rehabilitando la vida desde una nueva forma de relación con el otro, especialmente con las personas que menos tienen y que más sufren. El lamento de las víctimas que provoca la injusticia del sistema retumba en nuestros oídos y golpea nuestras casas para que no permanezcamos indiferentes. Escapemos de la globalización de la indiferencia que nos lleva a pensar sólo en nosotros mismos y nos vuelve insensibles al sufrimiento del prójimo.
 
 
En esta fecha tenemos que cuidar tanto la dimensión celebrativa como la caritativa. Los fieles de las parroquias celebran unidos a una gran procesión en torno a la Custodia del Santísimo que va recorriendo las calles del municipio precedido de los niños y niñas que este año han recibido su Primera Comunión y que arrojan pétalos de rosas al paso del mismo; mientras se van entonando cantos propios de esta festividad.

La procesión con el Santísimo consiste en hacer un homenaje agradecido, público y multitudinario de la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Se acostumbra sacar en procesión al Santísimo Sacramento por las calles y las plazas o dentro de la parroquia o Iglesia, para afirmar el misterio del Dios con nosotros en la Eucaristía.
 
 



Las calles se engalanan con banderas y alfombras de flores o de tierra de colores como ocurre en nuestra localidad de Sevilla la Nueva, marcando el camino a nuestro Señor Jesucristo.

 

 




Esta costumbre ayuda a que los valores fundamentales de la fe católica se acentúen con la presencia real y personal de Cristo en la Eucaristía.

 
 
 




Yo soy el pan vivo, bajado del cielo.
Si uno come de este pan, vivirá para siempre;
y el pan que yo les voy a dar
es mi carne por la vida del mundo.
Jesús Sacramentado
es y debe ser nuestro mejor amigo.

"FELIZ SOLEMNIDAD DE CORPUS CHRISTI"