DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

Nacido en 1908 hijo de Juan y de Dolores. Se formó en el Seminario Conciliar de Madrid. Enviado a estudiar por su obispo a la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, obtuvo el grado de Doctor en Sagrada Teología, en 1934, con una tesis que llevaba por título "La Cristología en los Concilios Toledanos". Fue ordenado subdiácono, el 16 de noviembre de 1934, por el Obispo de Santander con las legítimas letras dimisorias del Obispo de Madrid.
El 22 de diciembre de 1934 fue ordenado Diácono en el Palacio Episcopal de Madrid. El 6 de abril de 1935 recibió el presbiterado en la Capilla del Seminario de Madrid.

Fue cura ecónomo desde el 1 de junio de 1935 en Sevilla la Nueva (Madrid) donde se le recuerda especialmente por no querer abandonar el pueblo en los momentos de la persecución religiosa siendo asistido por los pastores de la localidad durante su refugio en el campo.

Fue detenido en Sevilla la Nueva el 28 de octubre de 1936. El 12 de noviembre de 1936 ingresa en la Prisión Provincial de Ventas (Madrid) por orden de la Dirección General de Seguridad. El 2 de diciembre de 1936 fue puesto en libertad en la cárcel donde estuvo retenido y conducido a Paracuellos del Jarama donde fue asesinado. Sus restos descansan hoy en ese lugar.

lunes, 10 de diciembre de 2012

ADVIENTO


ADVIENTO: PREPARACION DE LA NAVIDAD





El Adviento es el periodo de preparación para celebrar la Navidad y comienza 4 domingos antes de la Navidad. Además se encuentra en el comienzo del Año Litúrgico católico.

Este año 2012, ha comenzado el domingo 2 de Diciembre y el último domingo de Adviento será el 23 de Diciembre.

Adviento viene del latín adventus, que significa venida, llegada.

El color usado en la liturgia de la Iglesia durante este tiempo es el morado. Con el Adviento comienza un nuevo año litúrgico en la Iglesia. El sentido del Adviento es avivar en los creyentes la espera del Señor.
  



LA CORONA DE ADVIENTO





La corona de Adviento es una forma visible de vivir y celebrar nuestra espera del Hijo de Dios, en templos y capillas de parroquias y comunidades, y también en nuestros hogares.




Se construye con ramas verdes y en ella se insertan cuatro velas, que se van encendiendo, una a una, a partir del primer domingo de Adviento.



La corona de adviento está formada por una gran variedad de símbolos:


LA FORMA CIRCULAR

El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios, que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.


LAS RAMAS VERDES
 
Verde es el color de esperanza y vida, y Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas.

Los frutos rojos que adornan la corona representan los frutos del jardín del Edén, con Adán y Eva que, trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal.
El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.


LAS CUATRO VELAS
 
Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento o al hacer la oración en familia.

Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona.


La proclamación del Evangelio es un momento propicio para encender cada vela en la Iglesia, lo que se puede replicar en casa junto a una oración.



Bendición de la Corona de Adviento
Infunde, Señor, tu Gracia en nuestros corazonesy derrama tu bendición sobre esta Corona de Adviento,
humilde ofrenda de ramas y cirios
que acompaña el caminar de tu Iglesiaen la espera de la venida de Tu Hijo,
Luz de Vida y Salvación para el mundo.
Por Jesucristo, Nuestro Señor.

Amén





Imprímelo, encuentra el camino a la Navidad y coloréalo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario