DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

DON LIBORIO GÓMEZ DE DIEGO

Nacido en 1908 hijo de Juan y de Dolores. Se formó en el Seminario Conciliar de Madrid. Enviado a estudiar por su obispo a la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, obtuvo el grado de Doctor en Sagrada Teología, en 1934, con una tesis que llevaba por título "La Cristología en los Concilios Toledanos". Fue ordenado subdiácono, el 16 de noviembre de 1934, por el Obispo de Santander con las legítimas letras dimisorias del Obispo de Madrid.
El 22 de diciembre de 1934 fue ordenado Diácono en el Palacio Episcopal de Madrid. El 6 de abril de 1935 recibió el presbiterado en la Capilla del Seminario de Madrid.

Fue cura ecónomo desde el 1 de junio de 1935 en Sevilla la Nueva (Madrid) donde se le recuerda especialmente por no querer abandonar el pueblo en los momentos de la persecución religiosa siendo asistido por los pastores de la localidad durante su refugio en el campo.

Fue detenido en Sevilla la Nueva el 28 de octubre de 1936. El 12 de noviembre de 1936 ingresa en la Prisión Provincial de Ventas (Madrid) por orden de la Dirección General de Seguridad. El 2 de diciembre de 1936 fue puesto en libertad en la cárcel donde estuvo retenido y conducido a Paracuellos del Jarama donde fue asesinado. Sus restos descansan hoy en ese lugar.

jueves, 29 de noviembre de 2012

COMUNICADOS DE LA PARROQUIA

COMUNICADOS IMPORTANTES DE NUESTRO PARROCO D. JESÚS

Estimados padres, nuestro párroco D, Jesús, tiene la necesidad de comunicaros los siguientes actos que van a tener lugar en el próximo mes de Diciembre y que es muy importante y necesaria vuestra asistencia y vuestra colaboración:



NIÑOS DE 3ER. AÑO CATEQUESIS

Todos los papás de los niños que están en el tercer año de catequesis, debéis de saber que el día 05/12/2012 hay una reunión en la Iglesia a las 17:30 h. para comunicaros las fechas de celebración de la 1ª Comunión,.  Se ruega la asistencia encarecida, de todos lo padres.



Así mismo, la semana de 04/12  tendrán lugar  las primeras confesiones para los niños que vayan a celebrar la primera Comunión, este próximo año. (Las catequistas os comunicarán exactamente los días).






ENCUENTRO ORACION CON LOS NIÑOS PARA PREPARAR LA NAVIDAD

El martes 18/12 y el jueves 20/12,  tendrán lugar diversos momentos de encuentros de oración en la Iglesia Parroquial, con todos los niños que están en catequesis, para preparar la Navidad.






APORTACION GENEROSA ALIMENTOS

Ante la constante petición de ayuda material, que está teniendo la Parroquia, y sabiendo la situación que hoy en día tenemos en nuestro país, se os pide a todos una aportación generosa de alimentos no perecederos.

Se van a recoger dichos alimentos a lo largo de todo el mes de diciembre, en la parroquia o salones parroquiales. Y de manera especial, se entregarán dichos alimentos en la misa de nuestra parroquia el día 23/12.




Si todos hacemos un pequeño esfuerzo, podemos ayudar a muchas familias necesitadas.



Agradeciendo a todos vuestra colaboración y en especial, vuestra aportación. Un saludo de vuestro párroco, D. Jesús.









lunes, 26 de noviembre de 2012

VIRGEN DE LA MILAGROSA

LA MILAGROSA


 La Virgen de la Medalla Milagrosa
 El 27 de noviembre de 1830 la Virgen Santísima se apareció a Santa Catalina Labouré, humilde religiosa vicentina, y se le apareció de esta manera:

La Virgen venía vestida de blanco. Junto a Ella había un globo reluciente sobre el cual estaba la cruz.

 Nuestra Señora abrió sus manos y de sus dedos fulgentes salieron rayos luminosos que descendieron hacia la tierra.

La figura de la Santísima Virgen estaba llena de tanta belleza, que fue incapaz de describirla.




María Santísima dijo entonces a Sor Catalina:


"Este globo que has visto es el mundo entero donde viven mis hijos. Estos rayos luminosos son las gracias y bendiciones que yo expando sobre todos aquellos que me invocan como Madre. Me siento tan contenta al poder ayudar a los hijos que me imploran protección. ¡Pero hay tantos que no me invocan jamás! Y muchos de estos rayos preciosos quedan perdidos, porque pocas veces me rezan".

Entonces alrededor de la cabeza de la Virgen se formó un círculo o una aureola con estas palabras:


 
 "Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Ti".



Y una voz dijo a Catalina: "Hay que hacer una medalla semejante a esto que estas viendo. Todas las personas que la lleven con confianza, colgada al cuello, recibirán grandes gracias y la protección de la Virgen".

  



Y, apareció una M, sobre la M una cruz, y debajo los corazones de Jesús y María.


Es lo que hoy está en la Medalla Milagrosa.





  
Llevar la santa medalla, es proclamar nuestra fe, en la súplica de la Santísima Virgen María, como medianera universal ante la presencia de Dios.

El Día de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, se celebra todos los 27 de Noviembre, y es un festejo que proviene directamente de la Santísima Virgen María, madre de Dios y madre nuestra.


 

El Arzobispo de París, Mons de Quelen, permitió fabricar la medalla tal cual había aparecido en la visión, y al poco tiempo empezaron los milagros. Lo que consigue favores de Dios no es la medalla, que es un metal muerto, sino nuestra fe y la demostración de cariño que le hacemos a la Virgen Santa, llevando su sagrada imagen).





 
 "OH MARIA SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI".



.

sábado, 17 de noviembre de 2012

EL TEMPLO: LA IGLESIA

EL TEMPLO LA CASA DE DIOS




La Iglesia, es el Templo, la casa de Dios y nuestra casa

El templo cristiano es un lugar sagrado porque está dedicado a Dios y en él se celebran acciones sagradas.  Se administran los sacramentos, especialmente se celebra el Santo Sacrificio de la Misa y se da la Comunión, se predica y se escucha la palabra de Dios.

El Templo donde se reúnen los cristianos, lo llamamos Iglesia. El Templo es el lugar donde nos reunimos los cristianos para celebrar la eucaristía y los demás sacramentos. En él podemos rezar juntos o individualmente, pues allí está el Señor esperándonos y podemos venir siempre que queramos.


Dentro de cada templo hay muchos lugares importantes. Es importante que los conozcamos y sepamos su significado:


 El Altar
El Sagrario
 El Ambón
 La Sede
 La Pila Bautismal
 La Capilla Penitencial




EL ALTAR

El Altar de una Iglesia se compone normalmente de una mesa donde el sacerdote celebra la parte de la misa en la que recordamos que Jesús antes de morir por nosotros en la cruz y de resucitar, celebró la Última Cena con sus discípulos.


Está revestido con unos manteles y tiene encima o a los lados unas velas, que se encienden cuando vamos a celebrar la Eucaristía.

El sacerdote, cuando sale a celebrar lo besa y nosotros siempre que pasamos cerca o delante de él, podemos y debemos hacer una inclinación con la cabeza.




EL SAGRARIO
En el Sagrario se conservan las Sagradas Formas consagradas, que es el pan que el sacerdote consagra durante la Eucaristía, para que podamos comulgar.
También se cogen de aquí para llevar la comunión a los enfermos.


Suele estar en un lugar destacado, conveniente e inamovible, dentro del área del templo o en una capilla anexa (capilla del Santísimo).


En cada una de las formas consagradas está presente Jesús. Cuando pasamos delante o cerca de un Sagrario, hay que hacer una genuflexión. Genuflexión es doblar la rodilla, ante él, reconociendo que es nuestro Dios y Señor.




Cerca del Sagrario suele haber una Vela encendida, o una pequeña lámpara, que nos recuerda que Jesús está ahí, esperándonos.

Siempre que queramos podemos ir a hablar y a estar con Él.








EL AMBÓN



El ambón es el lugar del templo desde donde se proclama la lectura de la Biblia en la Misa, La Palabra de Dios.




Puede tener forma de atril, de podio o de púlpito.







LA SEDE

La Sede, es el lugar (silla), donde se sienta el sacerdote que preside las celebraciones litúrgicas (las misas). Nos recuerda que el pueblo de Dios es un rebaño cuyo único pastor es Jesucristo.

Los sacerdotes actúan y celebran los sacramentos en su nombre.







LA PILA BAUTISMAL


La Pila Bautismal es un recipiente que contiene agua bautismal, en la cual se sumerge al candidato al bautismo, para impartirle el sacramento del Bautismo e incorporarlo al Pueblo de Dios.


Es muy importante porque este sacramento nos abre las puertas de la Iglesia y nos incorpora al pueblo de Dios.








Normalmente suele ser de piedra y tiene forma cilíndrica. 
 

 




Además del agua bendita de la Pila Bautismal, en el templo hay pilas de agua bendita en la entrada.

Siempre que se entra a una iglesia hay que recordar y agradecer el Bautismo que se recibió de niño, haciendo la señal de la cruz con el agua bendita.






LA CAPILLA PENITENCIAL


Los cristianos se acercan a la capilla penitencial, o confesionario, para celebrar el sacramento de la Reconciliación, es decir, los cristianos van a pedir perdón por los pecados cometidos y a recibir del sacerdote el perdón.

La Iglesia nos perdona los pecados, en nombre de Jesús, cuando nos confesamos.






El Templo, La Iglesia,  es lugar de oración y de adoración. Podemos hablar con Dios en todos los sitios, porque Dios lo ve todo, lo oye todo, está en todas partes.

Sin embargo, el Templo es el mejor lugar para orar y hablar con Dios, porque está presente de una manera muy singular: en el Sagrario está Jesucristo verdadero Dios y verdadero Hombre, con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad; el mismo que nació en Belén, vivió en Nazaret y murió en la Cruz.




 

 

La Iglesia, es el Templo, la casa de Dios y nuestra casa

 

En los grupos de catequesis de la parroquia de Sevilla La Nueva, se está trabajando con las partes del interior del Templo (Iglesia), mediante fotos y puzzles,  de forma que sea práctico y entretenido para los niños, y  a la vez sirva para aprender a familiarizarse con los nombres de las partes del Templo, con su ubicación y con su significado.











domingo, 11 de noviembre de 2012

LA FAMILIA DE LOS CRISTIANOS






LA IGLESIA: FAMILIA DE LOS CRISTIANOS




La familia es el mayor regalo que las personas poseemos. En la familia hemos recibido la vida, que es el gran regalo de Dios.

Desde el momento de nuestro nacimiento, nuestro padres, nuestros abuelos y otros mucho familiares nos han cuidado, nos han dado su cariño y nos han enseñado las cosas importantes de la vida. Y también, gracias a ellos, recibimos el Bautismo y entramos a formar parte de la Iglesia, que es nuestra Madre.



En la Iglesia recibimos el Bautismo que nos hace Hijos de Dios.

En el momento que recibimos el Bautismo, nos convertimos en CRISTIANOS, y eso es un gran regalo que nos hace Dios. Cristiano significa discípulo de Cristo.

Somos cristianos porque hemos recibido el Bautismo y creemos en Jesucristo, el Hijo de Dios.

Por el Bautismo, quedamos unidos a Jesús para siempre y entramos a formar parte de la Iglesia.

Los cristianos nacemos en un gran familia, que es LA IGLESIA.



LA IGLESIA

Los bautizados formamos parte de una gran familia, La Iglesia desde su nacimiento no ha hecho más que crecer y expandirse por todos los rincones del planeta. La Iglesia, es la gran familia de los que seguimos a Jesús.


Un árbol no puede vivir sin raíces. Los hombres tampoco. Nuestras raíces son nuestra familia, nuestra historia, aquellos que vivieron antes que nosotros. Ellos nos enseñan el camino de la vida.

Desde el día de nuestro Bautismo somos miembros de la Iglesia, el nuevo Pueblo de Dios.

Aquí están nuestras raíces cristianas. Este Pueblo ha crecido en esta tierra, en la que vivimos a lo largo de muchos siglos. Las huellas de su presencia son los templos, las pinturas, las obras a favor de los más necesitados, pero sobre todo las vidas de los cristianos, especialmente de aquellos que vivieron más cerca el Evangelio.


Con todos ellos compartimos muchas cosas: somos miembros de la misma Iglesia.
Por ella, hemos recibido el gran regalo que es, conocer a Jesucristo.
La Iglesia está extendida por todo el mundo y se hace visible en nuestra parroquia, comunidad cristina que habita en nuestro barrio, en nuestro pueblo, que en nuestro caso es Sevilla La Nueva.


Como una madre, La Iglesia nos transmite la fe recibida de los Apóstoles, expresada en el Credo. También nos enseña a seguir a Jesús por el camino de los Mandamientos, amando a Dios y a los demás, y a orar, como Él, con el Padrenuestro.

Los cristianos, todos los domingos y días de fiesta nos reunimos en la Iglesia,  para celebrar la Eucaristía. En ella, el sacerdote nos transmite la Palabra de Dios y nos alimenta con el Pan de Vida.

Damos gracias a Jesús porque nos ha llamado a ser sus discípulos, y le pedimos que todos los niños del mundo lleguen a conocerlo.

 

¡Jesús, Tú estás siempre con nosotros!

sábado, 3 de noviembre de 2012

EL DIA DE TODOS LOS SANTOS Y EL DIA DE DIFUNTOS


DIA DE LOS SANTOS


El Día de Todos los Santos es una fiesta religiosa que se celebra en muchos países de fe cristiana.

Está instituída en honor a los Santos,  conocidos y desconocidos, según Urbano IV, para compensar cualquier falta a las fiestas de los santos durante el año por parte de los fieles.


En los países de tradición católica, se celebra el 1 de Noviembre. Fue el Papa Gregorio IV quien ordenó en el año 835, que el mundo cristiano honre a todos los santos de cielo en esta fecha.

Se cree que Gregorio IV eligió el 1 de noviembre porque coincidía con una de las cuatro grandes fiestas de los pueblos germanos, y la política de la Iglesia en esos años era reemplazar y eleminar todos los ritos paganos.


 La Iglesia llama "Santos" a aquellas personas que se han dedicado su vida a seguir el ejemplo de Jesucristo y han sido "canonizados", o sea declarados oficialmente santos por el Sumo Pontífice.


 San Antonio, Santa Lucía, San Marcos, San Juan, Santa Ana, San Sebastián, San Judas, son ejemplos.





Según los creyentes por su intercesión se han conseguido admirables milagros, y porque después de haber examinado minuciosamente sus escritos y de haber hecho una cuidadosa investigación e interrogatorio a los testigos que lo acompañaron en su vida, se ha llegado a la conclusión de que practicaron las virtudes en grado heroico.



Fiesta de Todos los Santos






EL DIA DE DIFUNTOS

La Conmemoración de los Fieles Difuntos, popularmente llamada Día de Muertos, es una celebración cristiana que tiene lugar el día 2 de Noviembre, cuyo objetivo es orar por aquellos fieles que han acabado su vida terrena.


La tradición de rezar por los muertos se remonta a los primeros tiempos del cristianismo, en donde ya se honraba su recuerdo y se ofrecían oraciones por ellos.

Cuando una persona muere ya no es capaz de hacer nada para ganar el cielo; sin embargo, los vivos sí podemos ofrecer nuestras obras para que el difunto alcance la salvación.

Con las buenas obras y la oración se puede ayudar a los seres queridos a conseguir el perdón y la purificación de sus pecados para poder participar de la gloria de Dios. A estas oraciones se les llama sufragios. El mejor sufragio es ofrecer la Santa Misa por los difuntos.

En la Iglesia Católica, para esta celebración se recita el Oficio de Difuntos y las Misas son de Réquiem, excepto cuando el 2 de noviembre cae en domingo, pues no se puede celebrar misa de exequias o de difuntos en domingo.


La tradición es asistir al cementerio para rezar por las almas de quienes ya abandonaron este mundo. Está acompañada de un profundo sentimiento de devoción, donde se tiene la convicción de que el ser querido que se marchó pasará a una mejor vida, etc., sin ningún tipo de dolencia, como sucede con los seres terrenales.

El cementerio, en estos dos primeros días del mes de noviembre, se convierten en una inmensa plaza pública donde asoman las más inusitadas manifestaciones y los más extraños encuentros entre vivos y difuntos.